Nota

Album amicorum nº 24

por CECLI

album-2-png1

En octubre de 2017, una de nuestras co-fundadoras y editoras, Loreto Casanueva, participó como ponente del workshop internacional “Mirrors and Mirroring: from Antiquity to the Early Modern Period”, en la Universidad de Viena, Austria. Allá conoció a Lilia Diamantopoulou, una de las organizadoras del congreso. En sus conversaciones descubrieron que tenían muchos intereses en común, entre ellos, la afición por los espejos y los objetos curiosos. Lilia es PhD en Estudios griegos modernos y comparados de la Universidad de Munich y actualmente profesora asistente del departamento de Estudios bizantinos y griegos modernos de la Universidad de Viena. Ha publicado diversos libros, como Greek Visual Poetry. From Antiquity to the Present (Peter Lang, 2016) y un volumen colectivo, Science deceived. Konstantinos Simonides (Vanderhoeck & Ruprecht, 2017). Invitamos a Lilia a completar la página 24 de nuestro álbum de amigos y amigas, y el ejercicio que hizo fue muy interesante: a partir de su lectura de una obra del poeto griego Kaisarios Dapontes, inventarió los objetos extraordinarios allí referenciados, provenientes de diversas latitudes del mundo, y los recreó materialmente. ¡Revisen este album amicorum con sabor a gabinete de curiosidades!

Como introducción a su álbum-catálogo, Lilia nos cuenta: “Kaisarios Dapontes (1713/4-1784) fue un importante secretario y cobrador de impuestos de los principados danubienses. Trágicos incidentes (la muerte de su esposa e hija) lo impulsaron a convertirse en monje durante los últimos años de su vida. Dapontes fue un maníaco escritural; casi todo lo transformaba en verso. Fue considerado uno de los más grandes poetas griegos del siglo XVIII. Una de sus obras más conocidas es su autobiografía Garden of Graces (1768), un texto que escribió después de una viaje de larga duración de casi nueve años. Su Concise Canon of Many Exceptional Things to be Found in Many Cities, Islands, Nations and Animals fue impreso en Venecia en 1778 (la versión original en griego pueden encontrarla aquí.

El Canon fue altamente estimado por académicos y escritores griegos de la talla de Konstantinos Th. Dimaras, George Savvidis o el poeta Nobel George Seferis, y consiste en nueve odas numeradas, compuestas por cinco estancias (Troparia) y una conclusión (Exapostilarion). Cada oda contiene un estribillo o coro:

  1. “Cosas excepcionales”
  2. “Cosas seleccionadas”
  3. “Cosas realmente excepcionales”
  4. “Cosas realmente extraordinarias”
  5. “Cosas hermosas”
  6. “Cosas realmente distinguidas”
  7. “Cosas atractivas”
  8. “Cosas estimables”
  9. “Cosas admirables”

Traté de recrear el Canon coleccionando la mayor cantidad posible de cosas “extraordinarias”, “excepcionales”, “bellas”, “distinguidas”, “estimables” y “admirables” en pequeñas botellas y miniaturas, creando una colección de curiosidades, un gabinete de maravillas en una vitrina. Mi contribución al Album amicorum incluye diez “cosas excepcionales” de mi colección, acompañadas de una traducción de los versos correspondientes”.

1. El vino de Escópelos

1_Wine from Skopelos

El Canon comienza con las siguientes palabras:

“Yo abro mi boca,
y cuento acerca de muchas
cosas excepcionales.
Vengan y oigan,
venga el caballero,
vengan los mercaderes,
vengan también los ricos,
venga también el pobre.

El vino de Escópelos,
y el vino chipriota Commandarià
el vino moscato de Samos,
y algunos otros de Franconia,
Vodka de Danzig,
Moldova y Valaquia,
licor de granada de Korfi,
cosas excepcionales”.

Kaisarios Dapontes nació en la isla de Escópelos, por lo que no es casualidad que el primer producto que él alaba aquí sea su vino. 

2. El Vodka de Danzig

2_Vodka Danzig

El elogio de Kaisarios Dapontes en “Cosas excepcionales” está basado en la famosa alabanza espiritual Akathistos hymn de la Virgen María (akathistos significa “no sentado”, porque el himno debía ser declamado toda la noche de pie), la que también comienza con la frase “Yo abro mi boca”, pero con una diferencia: mientras que el  himno a la Virgen María alaba cosas espirituales, Dapontes abre su boca para elogiar el mundo secular profano. El Vodka de Danzig no es una cosa espiritual, pero lo puede ser en cierto sentido. 

3. Masticha y almendras

3_Masticha and Almonds

Los siguientes versos de la primera oda configuran una lista de todas las “cosas excepcionales” y su origen. La descripción también refleja las rutas contemporáneas de comercio:

“Clavos de olor desde Quíos,
y Masticha y almendras,
manzanas de Moldova,
cerezas de Gravna,
cerezas ácidas de Valaquia,
Pasas de Rasaki,
e higos de Esmirna,
cosas excepcionales.

Castaños de Bursa,
pistachos de Alepo,
granadas de Quíos,
albaricoques de Damasco,
y ciruelas,
y naranjas de Malta,
y de Rashid,
cosas excepcionales”.

La Masticha es una resina proveniente de un árbol de lentisco que todavía es cultivado en la isla de Quíos. Su nombre viene del griego “masticar”, porque también es usado como chicle, y tiene un sabor similar al cedro.

4. Bezoares de una serpiente y un erizo

4_Bezoar

También hay muchos objetos misteriosos en la lista de maravillas de Dapontes, como “bezoares de una serpiente y un erizo”. Un bezoar es una masa encontrada en el sistema digestivo de los animales. En la mayoría de los casos luce como una piedra. Los bezoares tienen un gran valor porque se cree que son el antídoto universal contra cualquier veneno. Por ejemplo, muchos bezoares están incluidos en la colección de cosas preciosas del Kunsthistorisches Museum de Viena. La palabra “bezoar” viene del persa (padzhar) que significa literalmente “antídoto”. 

5. Antídoto desde Venecia

5_Antidote

La tríaca veneciana (o antídoto), también conocida como Teriaca Andromaco, fue muy famosa en la época de Dapontes. Se decía que tenía propiedades mágicas y que era capaz de curar cualquier tipo de mal.

Dapontes escribe:

“Los bezoares de una serpiente y un erizo,
bálsamo de Mekka y dátiles,
almizcle de China,
antídoto de Venecia,
aceite de jazmín de Quíos,
cosas realmente extraordinarias”.

6. Aceite de jazmín de Quíos

6_Jasmin oil

La lista de Dapontes activa todos los sentidos: no solamente se refiere a sabores excepcionales sino también evoca aromas también extraordinarios de esencias como el “almizcle de China” o el “aceite de jazmín de Quíos”.

7. Pólvora y marineros y barcos

7_Ship

Dapontes se refiere a “cosas realmente extraordinarias” provenientes desde Inglaterra, como azúcar o telas estampadas, pero también “pólvora y marineros y barcos”.

8. Y el reloj y el espejo

8_clock and mirror

“El reloj y el espejo” también son “cosas realmente extraordinarias” provenientes de Inglaterra. Los versos en que aparecen son los siguientes:

“Azúcar inglesa y telas estampadas,
pólvora y marineros y barcos,
y el reloj y el espejo,
y los pañuelos de Ankara
y sombreros también,
cosas realmente extraordinarias”.

9. Aceitunas de Creta

9_Olives

Algunas de las cosas que menciona Dapontes no han perdido su extraordinario valor, hoy en día. Una de ellas son las aceitunas de Creta. Dapontes dice:

“Rosas de Francia y anchoas
y alcaparras y el queso Myzithra 
de Mitilene y membrillos
de Adrianópolis
y aceitunas de Creta,
cosas realmente extraordinarias”.

10. Zeus hecho de marfil

10_Zeus

Dapontes no solo está tomando en consideración productos selecionados y cosas excepcionales, sino también las más distinguidas características e ideas preconcebidas de las naciones (“nuestra fe, la hospitalidad de los turcos, la corte francesa, la descortesía de los venecianos, la unidad de los judíos”) y los animales (“la fuerza de un león, la atareada abeja […] la inocencia de la oveja”), así como los lugares más atractivos o las maravillas del mundo (“el coloso de Rodas, las murallas de Babilonia, el templo de Artemis, el monumento del Mausoleo, Zeus hecho de marfil, las pirámides, el laberinto, etc.”).

Hacia el final, Dapontes concluye con un consejo para disfrutar las alegrías terrenales, sin olvidar consultar las Sagradas Escrituras: 

“Alrededor de cien ciudades
islas y montañas,
alrededor de doscientas cosas y productos,
vinos y espíritus y pulseras
pueden ser encontradas en este canon.
Alégrense y deléitense
con todas ellas, mis hermanos
y las cosas buenas,
pero consultando la Biblia,
léanla y vivirán con el Señor”.